OrgullosamenteMexico.mx - El pulque nuestra más tradicional bebida nacional
Inicio | Gastronomía | El pulque nuestra más tradicional bebida nacional

El pulque nuestra más tradicional bebida nacional

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
El pulque nuestra más tradicional bebida nacional

"Corría el año del conejo, allá por 1340, cuando Papantzin, que atravesaba un magueyal por la zona semidesértica del territorio náhuatl, al norte de la gran Tenochtitlán, descubrió un líquido que escurría sobre el terreno. Se detuvo para observar de dónde provenía y descubrió que, entre las pencas de uno de los magueyes, salía huyendo a toda velocidad un quimichi o netoro, al acercarse más observó de inmediato que aquel ratoncillo de monte había hecho un agujero en el moyolotl o corazón de aquel maguey, en cuyo fondo había un líquido transparente que al probarlo resultó ser muy dulce y agradable, era el neutli o aguamiel del maguey.

Con cuchillo filoso que siempre portaba al cinto, Papantzin trozó las pencas del maguey para abrirse paso, recogió el jugo y lo llevó a su casa. Al darlo a probar a su mujer y a sus hijos pudo comprobar que a ellos también les gustaba y fue así como Papantzin comenzó a explotar los magueyes y a utilizar el aguamiel como alimento de su familia".

El pulque se ha representado en relieves tallados en piedra por los nativos de México desde el año 200 d.C. El origen del pulque es desconocido, pero debido que tiene una función primordial en la religión prehispánica, muchas leyendas explican sus orígenes. De acuerdo a las historias indígenas toltecas, durante el reinado de Tecpancaltzin, un noble llamado Papantzin, descubrió cómo extraer el aguamiel de la planta de maguey; y a las personas  que fabricaron el pulque se les denominó como "tlachiquero" (del náhuatl "rasgiño") ya que tallaban las pencas de maguey para extraer su fino líquido. En los tiempos prehispánicos, los aztecas consumían el pulque en las ceremonias religiosas. Se le recomendaba también a mujeres cercanas al parto y lactantes. (De ahí que hasta la fecha sea recomendada por muchos naturistas para su uso en las mujeres que amamantan).

Durante la época prehispánica, el pulque era usado en ceremonias  principalmente en la región  del altiplano mexicano. En tiempos de los mexicas el pulque se llamaba  iztac octli ("el licor blanco").

El nombre actual parece ser una mala interpretación española de octli, poliuhqui ("licor descompuesto"), el término náhuatl para un pulque demasiado fermentado, causante de embriaguez. El abuso del octli o pulque era severamente reprobado en el México prehispánico. La embriaguez era considerada "causa de toda discordia y disensión, como una tempestad infernal, que traía consigo todos los males": Sólo podían emborracharse los enfermos y los viejos, cabe sospechar que tales normas fueron cada vez más transgredidas con la pérdida de identidad y la nueva ambigüedad moral de los conquistadores.

La principal zona de consumo y producción es la antigua región de los Llanos de Apan, o Altiplano hidalguense, donde surgió la charrería a consecuencia de la bebida blanca fermentada de maguey, ya que se usaba para embriagarse y después jugar con el ganado en las haciendas pulqueras de la zona.

En México El Pulque se considera, junto con el tequila y el Sotol, como bebida nacional.  

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0