OrgullosamenteMexico.mx - El nopal, tesoro nacional
Inicio | Gastronomía | El nopal, tesoro nacional

El nopal, tesoro nacional

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
El nopal, tesoro nacional

Varios estudios han demostrado sus beneficios para el control de triglicéridos, colesterol e hiperglicemia que provoca la diabetes mellitus tipo 2, además de ser muy rico en calcio

No hay otro producto más representativo en nuestro país que el nopal ("Opuntia ficus indica"), que ha sido y sigue siendo una fuente alimenticia en México desde hace cientos de años.

La gastronomía mexicana tiene al nopal como uno de sus principales elementos. Una vez que se le retiran las espinas, se emplea en guisos, ensaladas, sopas, y asados, se prepara en escabeche, se aprovecha para elaborar jugo, entre otras tantas preparaciones culinarias. La fruta se emplea principalmente para elaborar dulces y jaleas.

En particular, existe evidencia documental concluyente respecto de que tomar extractos de nopal fresco tres veces al día disminuye en forma significativa los niveles anormales de triglicéridos, colesterol y la hiperglicemia.

Los estudios realizados apoyan el uso tradicional de los nopales para mitigar los síntomas de padecimientos denominados síndrome metabólico, que viene incrementándose en la población mundial.

Por lo anterior, en los ambientes farmacológicos y de la nutrición se ha clasificado a los nopales como alimento nutracéutico y funcional, porque además de nutrir, aporta sustancias que reducen o previenen enfermedades.

En nuestro país se estima que existen alrededor de 115 especies de nopales nativos, de las cuales sólo cuatro son cultivados y el resto es silvestre.

Entre las variedades cultivadas para producción de nopal-verdura se encuentran: opuntia ficus-indica, O. leucotricha, O. joconostle y nopalea cochinillifera, las cuales se han seleccionado para este fin por la escasa presencia de espinas y por su buen rendimiento de tallos para la venta.

Sin embargo, es importante aclarar que las especies con las que se realizaron los estudios clínicos y que exhiben las propiedades nutracéuticas mencionadas son las variedades silvestres que abundan en el altiplano mexicano; O. streptacantha, O. megacantha y O. fuliginosa.

Estudios complementarios han mostrado que el proceso de cocción y deshidratación de las pencas o cladodios del nopal altera sus propiedades benéficas, por lo que no recomiendan el uso en forma de polvos o bebidas preparadas que, además, adicionan conservadores.

Para prevenir diabetes

En 2008, un grupo de investigadores de la UNAM determinó mediante una serie de estudios, que consumir un promedio diario de entre 200 y 300 gramos de nopal tierno elevaría notablemente la posibilidad de no desarrollar diabetes, pero si consumimos 100 gramos de nopal maduro al día, entonces se prevendría la osteoporosis.

Además, el nopal puede emplearse como material de construcción y restauración de las viejas casonas coloniales de Querétaro, pues cuenta con características que hacen más durable el material.

Las investigaciones las llevaron a cabo un grupo formado por 12 científicos de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad del Valle de México (UVM).

Según El Universal, Mario Enrique Rodríguez García, jefe del grupo de investigadores, equipara al nopal con las vacas y recuerda que antes de que llegaran los españoles a América no había vacas y, sin embargo, el calcio que hoy tomamos de ese animal se asimilaba por el consumo de los nopales. Además, especifica que este grupo de investigación ha descubierto que las propiedades del nopal dependen de su maduración.

“Nosotros demostramos que el nopal es rico en calcio y éste depende de la edad de maduración del nopal. Por eso es que debemos hablar del nopal en función de la edad de maduración”, puntualizó.

Encontraron por ejemplo, que el nopal maduro, esto es, de entre 90 y 120 días, tiene altos contenidos de calcio y fibras insolubles, mientras que el tierno, que tiene entre 24 y 26 días desde que brota el botón, cuenta con bajos niveles de calcio pero fibras solubles.

“El nopal tierno lo consumimos cotidianamente pero en bajos niveles, aproximadamente cuatro kilos por persona al año, cuando lo recomendable sería de entre 200 y 300 gramos al día; esto es, 18 kilos al año”, especifica el científico.

“Cuando descubrimos que el nopal tenía mucho calcio y sobre todo el maduro, que es el que se desperdicia o se pierde, consideramos viable hacer harina de nopal para consumo humano”, refiere Mario Enrique Rodríguez.

Lo dice en otros términos: “En lugar de consumir Corn Flakes para obtener fibra, deberíamos comer 100 gramos de nopal, que es nuestro cereal mexicano. El producto es el mismo, con la diferencia de que el nopal tiene, además, las dos fibras, las solubles e insolubles”.

 

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0